Liberalismo e ilustración guatemalteca:

Bases ideológicas en la construcción de la Nación analizadas en el discurso y pensamiento de Antonio Batres Jáuregui (1879-1915)

 

 Willian A. Salazar

Profesor de Historia

 

 

 

El desarrollo del siglo XIX, vincula la nueva función social encaminada hacia la formación y construcción de la Nación como objetivo primordial influenciada de ideas ilustradas, siendo relacionadas al progreso y la plena independencia que, bajo idearios colectivos hegemónicos de libertad individual, ilustración de la sociedad, surgimiento de un Estado, nacionalismo y democracia, sientan las bases en la fuerte y constante búsqueda de la construcción nacional.

 

La carga política, económica, social y cultural del nuevo orden establecido, se crea en gran parte, a partir de los planteamientos intelectuales de ideólogos ilustrados, acomodados social, económica y políticamente que, como nuevo grupo en la sociedad liberal, cumplen con su función primordial, de ser agentes de transformación social sin salirse de las fronteras del interés particular de los grupos políticos que contienen el poder que rige a las sociedades del contexto histórico. Antonio Batres Jáuregui, evidencia esa influencia e intervención intelectual, como bases del liberalismo, y al ser político contempla el progreso de la Nación paralelo al de una sociedad civilizada que bajo conceptos de nación, patria e independencia ejerce influencia y acción.

 

Licenciado Antonio Batres Jáuregui; eminente diplomático guatemalteco.

tomado de Wikimedia

Publicado en Artículo

ACTA DE LOS TRES DOBLECES

PARTIDO

UNIONISTA: ACTA DE ORGANIZACIÓN.

Considerando

Que está próximo el centenario de la emancipación política de la América Central y que es deber de patriotismo laborar porque en aquella fecha  contemple el mundo unido a la patria que nos legaron nuestros mayores;

 

Que ese noble sentimiento arde en el corazón de todos los buenos hijos de las cinco repúblicas del centro del continente americano; Que el artículo segundo de la constitución que rige autoriza para promover la realización de tan magna idea;

 

Nosotros, los infrascritos, en gestión propia y en la de aquellos que nos han manifestado su anhelo de ver convertidas en hechos las mismas aspiraciones; Hemos decidido, usando del derecho que la carta fundamental nos reconoce en el número vigésimo quinto, constituirnos, y nos constituimos en partido político, con los fines siguientes:

 

Dedicar todos nuestros esfuerzos para obtener por medios pacíficos y dentro de la más estricta obediencia a las leyes, el resurgimiento pronto, pero estable, justo y popular de la antigua nación centroamericana.

 

Emprender una activa propaganda para que el derecho positivo, en cuanto a los principios trascendentales, y el sistema monetario se armonicen en las cinco repúblicas, para que se acuerde el comercio libre entre ellas, y se mejoren y multipliquen sus vías de comunicación; para que se acaben de borrar los resentimientos pasados y para todo lo que tiende a acercar a los pueblos y a sus gobiernos.

 

Trabajar, dentro del orden legal, porque el ejercicio de los derechos y el cumplimiento de las obligaciones que la forma republicana democrática requiere para ser eficaz, sean efectivos y sinceros, así por parte de las autoridades como por la de los ciudadanos, pues de otra manera la unión será imposible. La asociación se denomina “Partido Unionista”. Sus actuaciones serán públicas, y no en pro de individuos sino de ideas. Un periódico, órgano del partido, dará a conocer las tareas que se emprendan; los acuerdos que se dicten y las adhesiones recibidas. Se fundarán clubes, que serán parte de la asociación, en las cabeceras departamentales y en las poblaciones de importancia.

 

Este centro se pondrá en comunicación con los semejantes que existen en El Salvador, Honduras, Nicaragua y Costa Rica para coordinar sus esfuerzos en lo que se refiere al ideal común. El “Partido Unionista” convoca a todos los ciudadanos amantes de la patria, sin distinción de opiniones políticas o credos religiosos, para quese agreguen a él y colaboren por la gran causa. De la presente acta se enviarán copias al Ministerio de Gobernación y Justicia y a la Oficina Internacional Centroamericana.

 

En la ciudad de Guatemala, a los veinte y cinco días del mes de diciembre de mil novecientos diez y nueve.

 

LA COMISION ORGANIZADORA

 

Julio Bianchi, José Azmitia, Eduardo Camacho,

Manuel Cobos Batres, Luis P. Aguirre, Emilio Escamilla,

Tácito Molina I., Adalberto A. Saravia, Luis Beltranena,

Salvador Matheu, Guillermo Rosales A., José Alvarado,

Alberto Mejicanos, Enrique Forno, Leopoldo Alcaín,

Mariano Castillo A., B. de León G., Juan Rosales Alcántara,

Vicente Arévalo, Isaac Archila, Víctor M. Alcántara, Ramón Godoy, José María Saravia,

J. Miguel Leal A., Eduardo Castellanos C.,

Federico Castañeda G., Francisco Villacorta, Jorge García Granados,

Francisco Fajardo, José Barillas F., Juan Vicente Villacorta.

 

LOS QUE REPRESENTAN A LA LIGA UNIONISTA OBRERA:

Silverio Ortiz, Damián Caniz, José Antonio López L., Teódulo Vega

M., Bernabé Salazar, Rafael J. Foronda, Tereso A.Rojas, Diego Deán Gálvez,

J. Demetrio Ávila, Sabino Saucedo, Saturnino González, Eliseo Castillo,

Agustín Hernández C., Juan H. Ortiz, J. A. Estrada, Miguel Tizón, Ernesto C. López M.,

Francisco Rodríguez, Rafael González O., Pioquinto J. Velásquez.

 

[Rafael Arévalo Martínez, Ecce Pericles, Historia de la tiranía de Manuel Estrada Cabrera. 2ª edición. San José, Costa Rica: EDUCA, 1971].

 

 

 

 

Fotografía tomada en la «Casa del Pueblo» en diciembre de 1919, al momento de firmar el Acta de los Tres Dobleces. Se observa a los líderes conservadores de Guatemala sentados al frente de la fotografía: primero de derecha a izquierda, el Dr. Julio Bianchi y tercero de derecha a izquierda, el ciudadano José Azmitia.  Published in 1919. Copyright has expired both in Guatemala and in the United States.

Tomada de:

https://es.wikipedia.org/wiki/Semana_Tr%C3%A1gica_de_1920#/media/File:Tresdobleces.jpg

 

Publicado en Transcripción