Convocatoria para la presentación de artículos académicos

sobre historia y ciencias sociales, materiales para la enseñanza de la historia y las ciencias sociales, transcripciones e imágenes.

 Boletín Historia GT 002

 

Historia de Guatemala

 www.historiagt.org

 ISSN 2520-985X

 

El equipo de Historia Guatemala “HistoriaGt” convoca a la presentación de trabajos sobre investigación histórica, educación, ciencias sociales y humanidades, así como transcripciones y materiales para la enseñanza de la Historia. Tendrán prioridad aquellos trabajos que tomen como base experiencias y reflexiones o metodologías novedosas y adaptadas a la realidad actual.

Los trabajos serán evaluados por un “Comité Académico” de especialistas en los temas de la presente convocatoria y podrán participar todas aquellas personas que de una u otra forma desarrollen tareas profesionales, de docencia o investigación relacionadas con los temas de la convocatoria. De preferencia se solicita que los trabajos enviados sean inéditos. (Si ya fueron presentados deben contener adecuaciones y modificación para la versión electrónica indicando en donde fue publicado y el medio  en donde fueron publicados.

 

Fecha límite para entrega de los artículos 10 de octubre de 2019.

Debe enviarlo al correo electrónico: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

 

CATEGORÍA ARTÍCULOS:

El texto debe ser enviado en formato word.

Nombre completo del autor o autores (en ese caso debe ser el autor principal primero o en orden alfabético por apellidos según sea el caso).

 

Articulo corto:

Artículos cortos de máximo 4 páginas. Este aparecerá directamente en la página web

1.            Debe adjuntar en archivo aparte las imágenes para acompañar el texto.

2.            No debe usar citas a pie de página, todo debe estar incluido dentro del texto.

3.            Debe adjuntar la bibliografía al final del texto.

 

Imágenes para los textos articulo corto:

Para publicar las imágenes debe tener la completa seguridad que la misma tiene derechos libres o el autor del artículo tener los derechos de autor.

De preferencia debe enviar las imágenes en formato JPEG o GIFF.

Las ilustraciones que acompañan los trabajos deben ser llamadas imagen #1, imagen #2, etc, y seguir un orden correlativo dentro del texto.

Ejemplo:

Trabajo: La ilustración en Guatemala 1701-1800

Texto de ejemplo: Lailustración01

Dentro del texto debe escribirse imagen 1, imagen 2, 5 y 6 para que sea más fácil para los editores subir la información a la página.

 De preferencia todas las figuras deben aparecer en sentido vertical y los textos interiores deben de estar en castellano.

Las imágenes deben estar en archivos separado del texto y no pegadas en un documento de Word, PowerPoint u otro programa. Deben ser enviadas “como imágenes” y el nombre de los archivos debe ser similar al ejemplo utilizando el nombre resumen del artículo y en orden.  Lailustración01, Lailustración02, etc. Esto con el fin de cuando se suban los archivos, se puedan cortar y pegar el texto, luego se coloquen las imagen donde corresponden.

 

 

Articulo extenso:

Esta forma se aplica para los trabajos más extensos de 8 cuartillas en adelante.

1.  El articulo debe ser enviado en Word, con el nombre del articulo completo “título del artículo”.

2. Se pueden presentar artículos que ya fueron presentados como trabajo académico, por la temática, abordemos solo Historia y su alternidad con otras disciplinas de las ciencias Sociales.

3.  En un documento de Word distinto, debe realizar una introducción del texto de unas 10 líneas máximo, y para facilitar su localización deberá nombrarlo como

Introducción “título del artículo”

En este documento debe hacer llegar las palabras clave, keyword, descriptores bibliográficos y biblioteconómicos o bibliotecológicos. Esto con el fin que Google o cualquier otro buscador puede encontrar. (Si no los coloca será más difícil que su artículo sea leído al ser buscado en google y cuando alguien busque dentro de la página).

 

CATEGORÍA: MATERIALES PARA LA DOCENCIA:  Parte de nuestro trabajo es importante colaborar con elementos importantes para la “Enseñanza de la Historia”.  

 

1.         Puede enviar hojas de trabajo, presentaciones de power point, guías de estudio, materiales para la lectura, exámenes.

2.         Experiencias docentes. Estas servirán para repetir modeles de clases.

 

EL MATERIAL DEBE SER ENVIADO EN FORMATO WORD.

En un documento de Word distinto, debe realizar una introducción del texto de unas 10 líneas máximo, así como una explicación de los procedimientos y notas aclaratorias para que los profesores que lean la propuesta se les faciliten la comprensión del mismo.

Para facilitar su localización deberá nombrarlo como:   Introducción “título del documento”, en este documento debe hacer llegar las palabras clave (keyword), descriptores bibliográficos y bibliotecológicos.

Es sumamente importante colocar el grupo para el que va dirigido el material, por ejemplo:   

·         Ciencias Sociales 1ero Básico, Ciencias Sociales 3er Curso, Sociología de Guatemala 4to Bachillerato; Universitario: Historia jurídico social de Guatemala.

·         Guía de trabajo: La otra mirada, apuntes de la independencia de Centro América. 2do Básico.

·         Hoja de lectura: transcripción “Acta de Independencia de Centro América” 2do Básico.

·         Presentación: Los tipos de Columna y su función. 5to Bachillerato.

·         Estudio Dirigido: “Ley Contra la Vagancia” Universitario. 

 

CATEGORIA: BANCO DE IMÁGENES

Estas serán publicadas en: https://www.historiagt.org/banco-de-imagenes debe de enviar los siguientes datos:

EJEMPLO:

 

Archivo

Sello postal VI Juegos Panamericanos Guatemala

Número de Imagen

0016

Productor

Dirección Nacional de Correos y Telégrafos de Guatemala

Notas

La imagen corresponde a conmemorar la celebración de los VI Juegos Deportivos Centroamericanos y del Caribe que se celebraron en Guatemala en 1950 con un valor de 3 centavos de quetzal.

Estado de copyright

CC

Fuente

Archivo personal

Historial del archivo

Colección particular de la autora.

Fecha

1950

Colaborador

Lorena Miguel Coronado

 

 

CATEGORÍA: TRANSCIPIONES

Estas serán publicadas en: https://www.historiagt.org/transcripciones.

Se invita a presentar transcripciones de documentos coloniales y republicanos, de interés general que sirvan para la historia y demás ciencias sociales.

Se solicita que cada transcripción lleve los siguientes datos:

 

Número:

Se asigna por defecto.

Transcriptor:

Nombre de quien hace la transcripción.

Productor/autor/institución Generadora:

Gobierno de la República de Guatemala

Ubicación geográfica:

Santa Sede, Ciudad del Vaticano, República de Guatemala

Fechas extremas

1 de abril de 1854 - 2 de julio de 1884 (sin ratificar)

Referencia (localización del archivo

Archivo Histórico Arquidiocesano de Guatemala AHAG. Fondo diocesano. Secretaría de gobierno eclesiástico. Serie Larrazábal. Civiles Tomo XIV. Año 1854. Concordato con la Santa Sede.

 

GENERALIDADES

Para la presentación se solicita que el trabajo contenga:

Descripción general del trabajo:

Esta servirá para colocar en la descripción del artículo en la página.

Palabras clave.

Las palabras clave y descriptores de su artículo y deberán ser por ejemplo: Área geográfica, temática histórica, temática principal abordada, cronología, tipo de documento, si responde a un corriente historiográfica concreta (los anales, microhistoria, etc.)

SOBRE EL TEXTO:

·         Tipo de letra  Arial, 12

·         La hoja debe ser escrita a renglón abierto (1.5), en hojas tamaño carta, justificada.

·         El título debe estar centrado, en mayúscula y en negrilla.

·         Los sub-títulos deben estar en el margen izquierdo de la página, en mayúscula y en negrilla.

·         En caso de incluir agradecimientos, éstos deberán colocarse al final del texto.

·         Los artículos deben estar escritas en tercera persona; a excepción que sean sobre vivencias personales.

·         Las citas textuales de otros autores deben ir en cursiva.

·         Es importante recordar que no se aceptan notas a pie de página o al final de texto, es decir, toda la información debe formar parte del texto. Si aun así necesita aclarar algo por favor haga las llamadas pero sin usar la función de “insertar notas al pie” o “insertar nota al final”. Hágalo manualmente colocando entre paréntesis el número (2) de la llamada (3), y en al final coloque el texto así:

 

2. Se refiere a…

3. Nos indica que si…

 

Créditos para la publicación:

Todo material presentado es bajo la licencia “Creative Commons” (derechos abiertos), y se hace bajo la licencia Numero 3: (Atribución-No Comercial-Compartir igual 3.0 Guatemala)  y solo de esta manera publicamos. (Al final se le encuentra el texto legal sobre el cual los derechos son cedidos universalmente). Aunque esto no exime los derechos de autor, es decir, se cede el uso no comercial obligando legalmente a citar y dar los créditos morales por la creación del archivo.

 Esta es la mejor manera de democratizar el conocimiento.

 

REFERENCIAS:

De preferencia usar Normas APA, puede usar también: Norma Chicago, Harvard o Boston.

 
 

LICENCIA DE DERECHOS ABIERTA O CREATIVE COMMONS # 3 Guatemala:

El escribir los artículos en Creative Commons es una forma de Democratizar y Socializar la información vertida en el artículo; simplemente lo miramos como devolver a la Sociedad el conocimiento que nos ha dado.

La licencia incluye estos apartados:

Usted es libre de: Compartir - copiar, distribuir, ejecutar y comunicar públicamente la obra y hacer obras derivadas.

Bajo las condiciones siguientes:

Atribución — Debe reconocer los créditos de la obra de la manera especificada por el autor o el licenciante (pero no de una manera que sugiera que tiene su apoyo o que apoyan el uso que hace de su obra).

No Comercial — No puede utilizar esta obra para fines comerciales.

Compartir bajo la Misma Licencia — Si altera o transforma esta obra, o genera una obra derivada, sólo puede distribuir la obra generada bajo una licencia idéntica a ésta.

Entendiendo que:

Renuncia — Alguna de estas condiciones puede no aplicarse si se obtiene el permiso del titular de los derechos de autor.

Dominio Público — Cuando la obra o alguno de sus elementos se halle en el dominio público según la ley vigente aplicable, esta situación no quedará afectada por la licencia.

Otros derechos — Los derechos siguientes no quedan afectados por la licencia de ninguna manera:

Los derechos derivados de usos legítimos u otras limitaciones reconocidas por ley no se ven afectados por lo anterior.

Los derechos morales del autor; Derechos que pueden ostentar otras personas sobre la propia obra o su uso, como por ejemplo derechos de imagen o de privacidad.

Aviso — Al reutilizar o distribuir la obra, tiene que dejar muy en claro los términos de la licencia de esta obra. La mejor forma de hacerlo es enlazar a esta página.

El texto completo de la licencia esté en: http://creativecommons.org/licenses/by-nc-sa/3.0/gt/   

 

Gracias por colaborar en engrandecer la Cultura e Historia de Guatemala.

 

 

 

 

Publicado en Artículo

El aporte histórico de la administración pública y transmisión

de la cultura a partir de fuentes documentales.

 

Alma Paredes Juárez

 

La atención puesta en el desarrollo de este artículo se puede centrar en el siguiente cuestionamiento: ¿Es acaso la Administración Pública un elemento fundamental de la Cultura de los pueblos?  Esto debido a que la naturaleza de la misma está directamente vinculada a las necesidades ciudadanas y a la participación de los individuos dentro de la sociedad a partir de normativas, objetivos específicos, y procesos burocráticos enmarcados en procedimientos que involucran la creación y el funcionamiento de las propias instituciones.

 

La Administración Pública, está relacionada con los orígenes de las organizaciones políticas las cuales manifiestan distintas funciones como las religiosas-espirituales, las militares, de justicia, administrativas, de escribanía, censos, relaciones internacionales, diplomacia, etc.  Funciones que se vuelven más complejas durante el desarrollo de las ciudades, ya que el ejercicio de la Administración Pública se determina a partir de las necesidades y expectativas sociales, concentradas en el gobierno.

 

En este sentido, se aborda de forma general la importancia histórica que representa la Administración Pública, y se pone atención, a la expresión de los lenguajes y la comunicación escrita donde viene implícito el uso del papel y la tinta, las dinámicas de intercambio y participación (relación estado-sociedad civil) y las manifestaciones del poder político.

 

En el que se toma como punto focal, la creación de instituciones que han tenido a su cargo por una parte la producción de documentos y por otra el resguardo, protección y difusión de la cultura transmitida a través de estos, que son conocidos como Archivos, los que no solamente son partícipes del desarrollo del ejercicio administrativo, si no que tienen bajo su cuidado  los “Tesoros” de los pueblos, generados a partir de estas dinámicas.

 

Las Palabras Administración Pública, cultura, historia, instituciones, ciudadanía, fuentes escritas, sociedad civil, ejercicio administrativo y participación ciudadana.

Publicado en Artículo

 

Historia de Guatemala

www.historiagt.org

ISSN 2520-985X

Convocatoria para la presentación de trabajos académicos en

HISTORIA GUATEMALA

 

El equipo de HistoriaGt convoca a la presentación de trabajos sobre investigación histórica, educación, ciencias sociales y humanidades, así como transcripciones y materiales para la enseñanza de la Historia. Tendrán prioridad aquellos trabajos que tomen como base experiencias y reflexiones o metodologías novedosas y adaptadas a la realidad actual.

 

Los trabajos serán evaluados por un “Comité Académico” de especialistas en los temas de la presente convocatoria y podrán participar todas aquellas personas que de una u otra forma desarrollen tareas profesionales, de docencia o investigación relacionadas con los temas de la convocatoria. De preferencia se solicita que los trabajos enviados sean inéditos. (si ya fueron presentados deben contener adecuaciones y modificación para la versión electrónica indicando en donde fue publicado y el medio  en donde fueron publicados.

Fecha limite para entrega de los articulos 15 de octubre de 2018

debe enviarlo al correo electronico: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

GENERALIDADES

Para la presentación se solicita que el trabajo contenga:

 

Introducción:

·         Esta servirá para colocar en la descripción del artículo en la página.

 

Palabras clave.

·         Las palabras clave y descriptores de su artículo y deberán ser por ejemplo: Área geográfica, temática histórica, temática principal abordada, cronología, tipo de documento, si responde a un corriente historiográfica concreta (los anales, microhistoria, etc.)

Imágenes:

·         Para publicar las imágenes debe tener la completa seguridad que la misma tiene derechos libres o el autor del artículo tener los derechos de autor. Cite a los autores siempre.

·         De preferencia debe enviar las imágenes en formato JPEG o GIFF .

·         Las ilustraciones del trabajo deben ser llamadas imagen #1, imagen #2, etc, y seguir un orden correlativo. Ejemplo: Trabajo: La ilustración en Guatemala 1701-1800

 

Texto de ejemplo: Lailustración01

 

·         Dentro del texto debe escribirse imagen 1, imagen 2, 5 y 6 para que sea más fácil para los editores subir la información a la página.

·         De preferencia todas las figuras deben aparecer en sentido vertical y los textos interiores deben de estar en castellano.

·         Las imágenes deben estar en archivos separado del texto y no pegadas en un documento de Word, PowerPoint u otro programa. Deben ser enviadas “como imágenes” y el nombre de los archivos debe ser similar al ejemplo utilizando el nombre resumen del articulo y en orden.  Lailustración01, Lailustración02, etc. Esto con el fin de cuando se suban los archivos, se puedan cortar y pegar el texto, luego se coloquen las imagen donde corresponden.

 

SOBRE EL TEXTO:

·         Tipo de letra  Arial, 12

·         La hoja debe ser escrita a renglón abierto (1.5), en hojas tamaño carta, justificada.

·         El título debe estar centrado, en mayúscula y en negrilla.

·         Los sub-títulos deben estar en el margen izquierdo de la página, en mayúscula y en negrilla.

·         En caso de incluir agradecimientos, éstos deberán colocarse al final del texto

·         Los artículos deben estar escritas en tercera persona; a excepción que sean sobre vivencias personales.

·         Las citas textuales de otros autores deben ir en cursiva.

·         Es importante recordar que no se aceptan notas a pie de página o al final de texto, es decir, toda la información debe formar parte del texto. Si aun así necesita aclarar algo por favor haga las llamadas pero sin usar la función de “insertar notas al pie” o “insertar nota al final”. Hágalo manualmente colocando entre paréntesis el numero (2) de la llamada (3), y en al final coloque el texto así:

 

2. Se refiere a…

3. Nos indica que si…

 

Créditos para la publicación:

Todo material presentado es bajo la licencia “Creative Commons” (derechos abiertos), y se hace bajo la licencia Numero 3: (Atribución-No Comercial-Compartir igual 3.0 Guatemala)  y solo de esta manera publicamos. (Al final se le encuentra el texto legal sobre el cual los derechos son cedidos universalmente). Aunque esto no exime los derechos de autor, es decir, se cede el uso no comercial obligando legalmente a citar y dar los créditos morales por la creación del archivo.

 

Esta es la mejor manera de democratizar el conocimiento.

 

EXISTEN 3 FORMAS DE PUBLICAR:

 

FORMA DE PUBLICAR 1:

 

1.    Artículos cortos de máximo 4 páginas, (ponerse en el lugar del lector) leer más es sumamente difícil. Este aparecerá directamente en la página web.

 

            Esto es para facilitar la edición electrónica de su artículo.

 

 

REFERENCIAS:

o   Normas apa usualmente

o   Norma Chicago

 

 

FORMA DE PUBLICAR 2:

 

Esta forma se aplica para publicar los trabajos más formales, que ya fueron presentados en algún congreso de Historia, u otro. Por la temática, abordemos solo Historia y su alternidad con otras disciplinas de las ciencias Sociales.

 

·         En un documento de Word distinto, debe realizar una introducción del texto de unas 10 líneas máximo, y para facilitar su localización deberá nombrarlo como:

Introducción “titulo del articulo”

·         En este documento debe hacer llegar las palabras clave, keyword, descriptores bibliográficos y biblioteconómicos o bibliotecológicos. Esto con el fin que Google o cualquier otro buscador puede encontrar. Si no los coloca será más difícil que su artículo sea leído al ser buscado en google y cuando alguien busque dentro de la página.

·         El articulo debe ser enviado en word, con el nombre del articulo completo “título del articulo”

·         Este se subirá íntegramente y no podrá ser modificado, por eso debe cuidar la presentación.

 

FORMA DE PUBLICAR 3:

 

MATERIALES PARA LA DOCENCIA:

 

Parte de nuestro trabajo es importante colaborar con elementos importantes para la “Enseñanza de la Historia”

Se sugiere que podamos ir subiendo hojas de trabajo, presentaciones de power point, guías de estudio, exámenes si quisiéramos etc. DEBE SER ENVIADO EN FORMATO WORD, para facilitar su subida a la página.

 

·         En un documento de Word distinto, debe realizar una introducción del texto de unas 10 líneas máximo, y para facilitar su localización deberá nombrarlo como:

*      Introducción “título del documento”

·         En este documento debe hacer llegar las palabras clave, keyword, descriptores bibliográficos y bibliotecológicos.

·         Es sumamente importante colocar el grupo para el que va dirigido el material, por ejemplo: Ciencias Sociales 1ero Básico, Ciencias Sociales 3er Curso, Sociología de Guatemala 4to Bachillerato; Universitario Historia jurídico social de Guatemala.

Se pueden nombrar así para poder subir en el grupo.

 

*      Guía de trabajo: La otra mirada, apuntes de la independencia de Centro América.

2do Básico.

*      Hoja de lectura: transcripción “Acta de Independencia de Centro América”

2do Básico.

*      Presentación: Los tipos de Columna y su función.

5to Bachillerato.

*      Estudio Dirigido: “Ley Contra la Vagancia”

Universitario.

 

 

LICENCIA DE DERECHOS ABIERTA O CREATIVE COMMONS # 3 Guatemala:

 

El escribir los artículos en Creative Commons es una forma de Democratizar y Socializar la información vertida en el artículo; simplemente lo miramos como devolver a la Sociedad el conocimiento que nos ha dado.

 

La licencia incluye estos apartados:

Usted es libre de: Compartir - copiar, distribuir, ejecutar y comunicar públicamente la obra y hacer obras derivadas.

 

Bajo las condiciones siguientes:

Atribución — Debe reconocer los créditos de la obra de la manera especificada por el autor o el licenciante (pero no de una manera que sugiera que tiene su apoyo o que apoyan el uso que hace de su obra).

 

No Comercial — No puede utilizar esta obra para fines comerciales.

 

Compartir bajo la Misma Licencia — Si altera o transforma esta obra, o genera una obra derivada, sólo puede distribuir la obra generada bajo una licencia idéntica a ésta.

 

Entendiendo que:

 

Renuncia — Alguna de estas condiciones puede no aplicarse si se obtiene el permiso del titular de los derechos de autor.

Dominio Público — Cuando la obra o alguno de sus elementos se halle en el dominio público según la ley vigente aplicable, esta situación no quedará afectada por la licencia.

Otros derechos — Los derechos siguientes no quedan afectados por la licencia de ninguna manera:

 

Los derechos derivados de usos legítimos u otras limitaciones reconocidas por ley no se ven afectados por lo anterior.

Los derechos morales del autor;

Derechos que pueden ostentar otras personas sobre la propia obra o su uso, como por ejemplo derechos de imagen o de privacidad.

 

Aviso — Al reutilizar o distribuir la obra, tiene que dejar muy en claro los términos de la licencia de esta obra. La mejor forma de hacerlo es enlazar a esta página.

El texto completo de la licencia esté en: http://creativecommons.org/licenses/by-nc-sa/3.0/gt/

 

 

Gracias por colaborar en engrandecer la Cultura e Historia de Guatemala.

Publicado en Artículo

El presente trabajo es fruto de la reflexión y del trabajo docente de la Mtra. del Valle en Mexico, dichas reflexiones fueron presentadas en un congreso y nos las comparte.
Esparamos que su lectura nos sirva en este nuevo inicio del ciclo escolar y comenzar con ojos renovados en nuestra vocación: La enseñanza del presente a partir de la Historia.

Maestra Mónica del Valle Béjar

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.,  Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Escuela Nacional preparatoria, plantel 6 “Antonio Caso”

de la Universidad Nacional Autónoma de México. México

 


Pareciera una pregunta muy obvia pero no lo es, pues es una asignatura obligatoria, que continúa tanto de la secundaria como de la educación básica según el currículo de la educación oficial en la República Mexicana.

En los planteles de bachillerato de la Universidad Nacional Autónoma de México, este ciclo escolar está aplicándose un nuevo programa de la asignatura de historia universal que rompe con la forma que los estudiantes han aprendido tanto en la primaria como en la secundaria, además dicho programa impacta en las escuelas incorporadas a la Universidad Nacional Autónoma de México, es decir, no se aplica únicamente en nueve planteles sino en las escuelas relacionadas con la Universidad.

Según la presentación del nuevo programa de historia[1]:

El propósito de esta asignatura es abordar el estudio de la historia mundial contemporánea con base en el desarrollo del sistema capitalista, así como en la consolidación y crisis de la modernidad, a través de sus concomitantes procesos económicos, sociales, políticos y culturales, con la intención de que el estudiante los identifique, los comprenda y asuma posiciones fundamentadas y comprometidas frente a su entorno inmediato.

La disciplina histórica (historiografía) se construye a través del cotejo y de la aplicación de sus diferentes modelos explicativos, sustentados en fuentes, bajo el supuesto de que el conocimiento es una construcción perfectible, lo que lo hace ser sujeto a constante debate y revisión.

En este sentido, el enfoque del programa de Historia Universal III, privilegia la problematización sobre la cronología y el estudio de los procesos sobre los hechos aislados.

Su estudio favorece el desarrollo de habilidades propias del pensamiento analítico, crítico, lógico, estructurado y sintético, aplicables en la generación de conocimientos, la interpretación del entorno y la formulación de posibles soluciones a problemas actuales.

Asimismo, coadyuva en la adquisición de una conciencia histórica y social capaz de situar al alumno como ciudadano comprometido, responsable y creativo frente a diversas situaciones a lo largo de la vida.

En concordancia con el propósito de estudiar la historia mundial contemporánea, este programa se articula en cuatro unidades organizadas en ejes temáticos: Economía, Sociedad, Política y Cultura, que abordados en conjunto favorecen una perspectiva integral que subordina la organización cronológica tradicional al establecimiento de contenidos problematizados y en secuencia.

La asignatura brinda al alumno la posibilidad de comprender la complejidad de las acciones humanas; construir una interpretación acerca del acontecer y asumir una postura crítica y propositiva que sea congruente con el respeto a los derechos humanos y a la multiculturalidad; apreciar el patrimonio cultural y las manifestaciones artísticas, y plantear posibles soluciones a problemas propios de su entorno histórico-social.

Al mismo tiempo, se pretende que el alumno desarrolle habilidades para la investigación, el autoaprendizaje, el trabajo colaborativo y la utilización de recursos convencionales y digitales.

En el objetivo general El alumno adquirirá los conocimientos para la comprensión de la historia mundial contemporánea, la caracterización de los problemas de su entorno y la búsqueda de posibles soluciones, a través de la aplicación de herramientas básicas de la historiografía y de otras disciplinas, tales como la búsqueda de información con rigor académico (mediante el manejo de acervos en formatos convencionales y digitales), la comprensión de textos históricos (en distintos idiomas), la escritura reflexiva, el análisis crítico, la capacidad de síntesis y la investigación sistematizada y documentada.

Paralelamente el alumno construirá una conciencia espacio-temporal, social e identitaria en favor de la convivencia pacífica, la solidaridad, la búsqueda de la equidad y el respeto hacia la alteridad. Al mismo tiempo adquirirá experiencias que estimulen la curiosidad, el interés y el gusto por conocer, que le generen nuevas alternativas culturales y de recreación.

El deber ser del programa de estudios contrasta con la respuesta de cuatro profesores. La pregunta fue propuesta para todos los profesores de la materia de historia y únicamente respondieron los siguientes.

1.           Irina: “Creo que tiene que ver con la formación independientemente del ámbito profesional o laboral en el que más adelante se va a desenvolver el estudiante, la Historia le proporciona habilidades para desempeñarse como individuo crítico y empático. Más allá del enorme aporte que los conocimientos históricos le dan al estudiante para comprender su contexto, considero que le dan herramientas para actuar en una sociedad compleja, para conducirse con respeto y tolerancia, para entender que las sociedades no son estáticas y en ese sentido para asumirse como individuos que podemos generar cambios.

2.           Cuauhtémoc Domínguez Nava: Estimada Mtra. Mónica le envío cinco breves comentarios. Espero le sirvan en su tarea, reciba un cordial saludo. Es importante que los jóvenes, los estudiantes aprendan historia por múltiples razones:
        1. Para que conozcan que no son los primeros en llegar a éste mundo.
        2. Porque forman parte de una sociedad nacional y mundial.   
        3. Porque deben conocer como las sociedades han enfrentado y resuelto diferentes problemas.
        4. Porque la Historia es una ciencia bella que entretiene, educa y da valores para la vida.       
        5. Porque un mundo sin Historia es un mundo condenado al sufrimiento al fracaso, a la repetición de múltiples errores.

3.   Fabiola Villegas: Es importante aprender historia en todos los niveles. Si en algunas profesiones ya no se imparte, entonces hacerlo de manera personal. Por la necesidad de preservar la memoria, pues sin la misma estamos vulnerables a repetir errores y a quedamos sin entender el devenir humano en el tiempo y en el espacio. Específicamente en el bachillerato, porque para algunos alumnos será la última vez que lo hagan, además porque la historia nos forma, informa, ubica y reafirma no sólo como mexicanos sino como ciudadanos del mundo. Es fundamental cocer el pasado para entender lo que fuimos, lo que somos y predecir lo que seremos a nivel individual y social. Esto es sólo un poco de lo mucho con lo que nos auxilia el conocer historia.

4.           Pablo Ruíz: Estimada Monique, Estudiar historia en el bachillerato es tan importante porque, aunque no debemos pretender que estamos preparando a futur@s historiador@s, sí debemos enseñarles a comprender el mundo históricamente, pues sólo así podrán evitar enunciar disparates y/o falacias como aquello de que "la historia sirve para no repetir errores pasados" o "la historia está hecha por héroes y villanos". Saludos.

Por otro lado, a 600 alumnos se les hizo la misma pregunta:

¿Por qué es importante estudiar historia?

Cabe señalar que para ingresar al plantel 6 de la Escuela Nacional Preparatoria de la Universidad Nacional Autónoma de México, los aspirantes deben realizar un examen único y dado que dicho plantel es uno de los de más alta demanda de ingreso, quienes obtienen el mayor número de aciertos en dicho examen, ingresan. Puede suceder que tengan un promedio regular en sus estudios de secundaria y haber estudiado mucho o bien haber estudiado realmente su secundaria y con relativa facilidad realizaron el examen.

Al revisar 660 respuestas, esto fue lo que obtuve:

Aquellos que olvidan su historia, están condenados a repetirla. Esto es lo que los alumnos tienen prácticamente como una definición establecida tal vez en la secundaria o desde la primaria, otros añaden:

Ayuda a analizar los acontecimientos que ocurrieron antes.Te sirve su estudio para que podamos percibir las formas de pensar, su gobierno, sus formas de vivir, cosas enfocadas antiguamente.

Nos deja saber de nuestro pasado, nuestros orígenes y como hemos ido evolucionando, no sólo nosotros sino costumbres, herramientas y formas de pensar. Alimenta nuestra ansia de aprender y conocer; aprendemos orígenes, relaciones.

Para poder identificarnos, para valorar lo que ahora tenemos y somos, porque cuando alguien conoce lo que era, el trabajo que le costó llegar, lo cuida y protege tanto como lo quiere, para no vivir en la ignorancia y tener un criterio propio.

Es importante conocer la historia porque así podemos conocer más a las personas con que convivimos y saber porque tienen diferentes actitudes en diferentes situaciones.

Saber porque estamos aquí.

Mejor el entendimiento de las situaciones actuales.

Comparar la vida antigua con la actualidad.

Nos permite entender nuestra cultura, ayuda a formar nuestra identidad, evita la ignorancia de las personas y las hace más cultas, además de que es interesante conocer los sucesos que marcaron nuestro presente y pueden ayudar a mejorar la sociedad.

Es parte de nuestra cultura como nación y nos describe.

Para poder saber el porqué de las cosas, de nuestro origen, de las invenciones construcciones, en fin, el porqué de todo lo que nos rodea.

Nos ayuda a entender algunas cosas del presente como el porqué de esta forma de gobierno.

Para darnos una cultura y una identidad, para poner en contexto nuestra realidad y saber qué pasos poner en práctica para prosperar como persona

Sirve para la formación de un criterio personal en la toma de decisiones.

Nos permite conocer los porqués de esta sociedad.

Podemos aprender de nuestro pasado, comprender porque sucedieron cosas.

La historia puede llegar a ser muy interesante cuando se comprende.

Para comprender mejor.

Para darle identidad a la humanidad.

Comparar, saber cómo son los demás.

Para el ser humano es importante hacer reflexión sobre actitudes, comportamientos, normativas, reglas, para que cada día evolucionemos como sociedad.

Nos ayuda a entender muchas cosas del presente.

Para estar enterados del porqué de ciertas cosas.

Una persona debe saber quién es, por qué es así y de donde viene, por lo tanto, la historia de tu lugar de origen tiene que ver con todo esto.

Porque conocer quiénes somos y dónde venimos también para aprender de nuestros errores.

Reflexionar como ha trascendido el hombre, los cambios que ha sufrido y como ha transformado el mundo.

Encontramos el porqué de muchas cosas del presente, como hemos ido formando y cambiando el mundo conforme las características de la época, nos dice de donde provienen las cosas y porqué son como las vemos.

Porque a partir del conocimiento de las experiencias de una persona o de un pueblo, se forma la identidad, la personalidad. Al tener esto claro, es difícil permitir una invasión, un cambio de planes, o una ofensa.

El ¿quién soy? ¿a dónde voy? ¿cómo fue que llegue aquí? Son preguntas que a nivel personal y a nivel NACIÓN requieren forzosamente de una recapitulación de hechos, de recordar y analizar.

En los buenos momentos es bueno pensar; ¿cómo hice para llegar aquí?

Porque es disfrutable, interesante y enriquecedor. ¡Además, si no lo estudiamos perderemos las hazañas de mujeres y hombres increíbles que han hecho de nuestro mundo un lugar mejor!, eso es inaceptable, de hecho, creo que ya se ha perdido demasiado. Y bueno...el cliché, "aquel que no conoce su historia está condenado a repetirla".

Muchas veces nos concentramos en que la importancia del estudio de la historia radica en conocer los errores que nuestros antepasados cometieron en el pasado Y eso es correcto, pero también consta en entender aquello que se hizo correctamente para que, al unir el conocimiento de ambos (errores y aciertos) logremos actuar de una forma más precisa. Tomemos el temblor de hace unos días como ejemplo. El terremoto del 85´ devastó al país, terminando con más de 10,000 almas y el reciente terremoto del 2017, en cambio, no ha llegado ni siquiera a cobrarse un saldo de 150 personas. Ese es un magnífico ejemplo de cómo la historia nos puede ser de utilidad.

Pues la verdad opino que es como para tener algo de qué hablar hasta para controlarnos. Por ejemplo, en México celebramos algunas peleas que perdimos y nos las que ganamos (algunas) Para ver que tan cruel puede ser la gente y esperamos que no se repitan las cosas, pero no le veo tantas utilidades.

Para tener un poco de cultura. Para conocer más, me gusta aprender. Para pasar la materia, okey no y para comparar nuestro avance de nuestra sociedad.

La historia es una ciencia que nos permite analizar y estudiar el pasado de cualquier cosas o tema relacionado o no con la humanidad con el fin de usar los datos e información acumulada para mejorar o solucionar problemas en el futuro inmediato o a lo largo plazo. También nos permite conocer los orígenes y raíces humanas, conservar tradiciones y crear pertenencia desde nacional a familiar.

Con el paso del tiempo nos hemos dado cuenta de que la historia no es más que la recapitulación de los acontecimientos que han transcurrido hasta el día de hoy lo más notorio es que desde siempre hemos estado repitiendo nuestra historia, como si de un círculo vicioso se tratara, pues bien dicen “quien no conoce su historia está condenado a repetirla” podemos nosotros cambiar eso, pues conocemos los errores del pasado y así podemos no hacerlo en iniciar un cambio.

Conoces las cosas que pasaron en algún tiempo no solo de tu país, sino también de otras partes del mundo. Te interesas por algún tema y lo investigas a fondo y tal vez comprendes mejor. Conocer como fueron los hechos, donde y cuando.

Porque es cultura, porque es muy interesante aprender que paso antes cuando ni siquiera existíamos, porque es muy interesante conocer los puntos de vista de las potencias para que iniciara la segunda guerra mundial o el por qué fue la revolución o que propicio la independencia. y vale la pena aprender historia a lo mejor para tener un poco más de cultura, pero a mí me gustaría aprender historia porque la maestra se ve que te diviertes mucho al aprender. por que quien no conoce su historia tiende a repetirla.

Porque podemos adquirir más cultura y aprender (no memorizar), como era la vida antes, disfrutar aprender sobre historia.

La historia puede llegar a ser muy interesante cuando se comprende. Es importante para el ser humano ya que nos ayuda a conocer como era el mundo antes de que estuviéramos en él. Nos provee de datos que hoy en día contribuyen en la ciencia, investigaciones e incluso en nuestra vida cotidiana. Nos habla no sólo sobre sucesos sino del tipo de ropa, comida, tradiciones, personas, marcas, objetos, etc. Sin la historia no podríamos tener un avance como sociedad.

Yo creo que lo más importante es para aprender de los errores del pasado y no cometerlos en el presente o en el futuro.

Es importante porque así podemos aprender de nuestro pasado, comprender porque sucedieron unas cosas. También conocer la historia para no repetir los errores que se cometieron. Poder mejorar el futuro y tener más conocimiento general.

Yo creo que es importante para formar y conocer nuestra identidad. Nuestro pasado.

Nos hace reflexionar como ha trascendido el hombre, los cambios que ha sufrido y hecho y cómo ha transformado él mismo.

Para conocer quiénes somos y dónde venimos, también para aprender de nuestros errores en el pasado y no volverlos a cometer.

Uno como persona debe saber quién es, porque es así y de dónde viene, por lo tanto, la Historia de tu lugar de origen tiene que ver con todo esto. Alguien había dicho que quien no conoce su historia se verá condenado a repetirla.

Es muy importante para conocer el pasado de un lugar, civilización o pueblo para estar enterado el porqué de ciertas cosas.

Aprender historia es muy importante ya que es muy importante saber lo que paso en el pasado de nuestra historia para no repetir los mismos fatales errores que algunas personas cometieron y hacer de nuestra sociedad un lugar más seguro y que nuestro futuro como raza sea sin peligros y sin violencia.

Aprender historia es importante porque por ella podemos saber y entender los sucesos pasados que surgieron para poder llegar a este punto.

La historia nos sirve para reflexionar de todos los sucesos que han pasado y poder pensar en todas las cosas que hemos pasado en los años.

Para conocer algunos errores de la antigüedad e intentar evitarlos, la mayoría de errores que se han repetido han sido causa de la ignorancia, desconocimiento o falta de interés por las personas de conocer su pasado.

1 por cultura general. 2 para saber los errores del pasado y no repetirlos y para estudiar los antecedentes del ser humano.

Aprender historia sirve para tener cultura y sabe el origen de las cosas, de los países y culturas.

Para conocer nuestras raíces o sea de dónde venimos porque nuestras costumbres de día de muertos y esas cosas ya que siempre las festejamos y si no las sabemos es como ser una oveja que se deja llevar. También para poder opinar sobre temas antiguos y no tener datos erróneos porque a veces quedas como un ignorante al decir cosas como que Benito Juárez es el padre de la patria y Miguel Hidalgo fue presidente durante 11 años.

Es importante aprender historia, porque, te mete el desarrollo de un pueblo, su cultura, sus tradiciones, lengua, etc., con esto comprender las cosas que hacen o no hacen, te hace sentir como de ese país/región además de que te hace más listo.

Vale la pena aprender historia porque somos parte de lo que ha sucedido. Directa o indirectamente tenemos parte del pasado y los del futuro tendrán parte de nosotros, así sucede con todos. Gracias a ella no sólo somos capaces de ver los errores y no repetirlos, sino que de igual forma podemos apreciar de lo que somos capaces y así reforzarla. Dependemos de la historia como la historia depende de nosotros y eso es lo bello e interesante en la materia. Simplemente vale la pena conocerla para conocernos generalmente.

Es para saber o conocer cómo se vivía y se desarrollaba la humanidad en el pasado y también ha servido para no cometer los mismos errores.

Yo creo que cuando aprendemos acerca de la historia del pasado encontramos el porqué de muchas cosas del presente, como hemos ido formando y cambiando el mundo conforme las características de la época, nos dice de dónde provienen las cosas y por qué son como las vemos.  Además, nos recuerda hechos y personas que merecen ser recordados y no quedar en el olvido.

A mí me gusta estudiar historia porque me atrae el entender como funciono antes de mi existencia la sociedad.

Además de evitar los errores de pasado, una función social nos ayuda al conocimiento de nuestras raíces, nuestra cultura, y todo el proceso por el que tuvo que pasar la humanidad para que podamos estar aquí y ahora.

Para saber el porqué de algunas cosas del hoy.

Nos conecta a un sentimiento de nacionalidad e identificación.

Conocer como fueron cambiando las cosas, comprender lo que paso, conocer nuestros orígenes, no cometer errores.

Hace preocuparnos por los problemas sociales, políticos y económicos que nos afectan.

Para comparar nuestro avance.

Identificar los problemas, causas y consecuencias.

Para entender mejor nuestro entorno actual y saber el porqué de que se encuentre así.

Es parte de la identidad de nuestro mundo, si ella no podría explicarse ni tener datos de lo que pasó, me hace sentir completa y cultura.

Nos ayuda a entender cada etapa de la vida.

La historia nos ayuda a entender que ningún avance social se consigue sin lucharnos ayuda a preservar un acervo cultural inmaterial y material.

Nos hace enriquecernos de las vivencias, los sucesos, los hechos, los acontecimientos que sucedieron y las consecuencias que generaron.

Podemos conocer de dónde venimos, y como cuando porque hacemos lo que hacemos.

Para comprender a la sociedad y el mundo que nos rodea.

Para poder conocer cómo evolucionó desde el ser humano hasta la tecnología de estos días en la tierra Y además conocer los hechos que nos han llevado a ser lo que como como humanidad.

La Historia es importante para saber cómo somos y porque lo somos además de tener un pasado y como remediar problemas.

La historia es importante para conocer la base del ser humano y a partir de ella respondernos preguntas para tener mayor conocimiento sobre nuestro propósito que tenemos que cumplir en esta vida.

Historia nos sirve para saber que ha pasado antes de que yo naciera, antes de nuestra época, antes de que el hombre fuera tan “civilizado” Nos sirve para entender el porqué de nuestros días.

Aprender historia puede ser una manera muy buena de llenarte de cultura, de que teniendo los suficientes conocimientos hasta con ello poder llevar seguimientos de una buena conversación ya que es algo muy interesante y cada tema de la historia puede transportarte a cada época y estar consciente de que es tu país como pudo llegar a lo que somos hoy y así cada lugar que visitemos disfrutarlo porque una vez que se sabe su historia solo verlo representado. Y la historia del mundo es más interesante de lo que uno se puede imaginar.

En mi opinión se estudia porque así se conoce de dónde venimos. Que culturas había en el pasado porque surgieron. El surgimiento de costumbres, religiones y lenguas. Así se tiene mayor conocimiento del porqué de algunas cosas. Aprender del pasado es importante para poder improvisar el futuro.

Para saber porque el mundo es como lo conocemos en la actualidad.

Yo digo que es muy importante, ya que nos ayuda a comprender nuestro pasado y así no cometer los mismos errores, dicen que el que no conoce la historia está condenado a repetirla y tienen toda la razón porque no sabe ni sabrá que hacer.

Porque así conocemos los errores y los sucesos que han pasado en nuestras sociedades. Sin embargo, el conocer los errores que ha cometido la sociedad ayuda porque así ya no los volvemos a cometer porque vemos los daños causados, hay una frase que personalmente me parece muy cierta, esta dice “El que no conoce su historia está condenado a repetirla” esto es cierto porque al no saber los errores estamos muy expuestos a repetirlos. Otro punto por el cual es importante la historia porque así podemos saber por qué somos así y de dónde venimos, esto ha ayuda a comprender mejor el presente y sucesos que suceden en este.

La importancia del aprendizaje de la historia radica en poder asimilar los hechos del presente y buscar una posible solución infiriendo el futuro del presente a través del pasado, además de la búsqueda de la perfección humana al evitar errores en los acontecimientos históricos y buscando que no se repitan.

Además de las funciones sociales la historia nos ayuda al conocimiento de nuestras raíces, nuestra cultura, antepasados y todo el proceso por el que podemos estar aquí y ahora conduciendo por las calles, viviendo en una construcción o redactando el porqué de la importancia del estudio de la historia.

Pues yo considero que nos sirve para analizar los errores y como el ser humano va aprendiendo e innovando en el tiempo hasta el presente.

La historia como objeto de estudio trata de comprender el presente del ser humano a través de los acontecimientos, sucesos, transformaciones que en el pasado le han acontecido. Teniendo como preámbulo lo anterior, la importante de la historia radica en el presente del ser humano.

Es importante ya que podemos conocer más sobre lo que nos ha llevado hasta aquí y el cómo hemos evolucionado. También para saber el porqué de algunas cosas del hoy.

La historia es muy importante nos ayuda para infinidad de cosas una de las más importante es que al estudiar lo que ya pasó podemos corregir nuestro futuro, es como aquella frase célebre que dice “El que no conoce la historia está condenado a repetirla” nos ayuda a comprender el porqué de las cosas, situaciones y fechas.

Pues en mi opinión, te permite conocer el pasado para comprender el pasado. Despierta curiosidad y ayuda a entender los procesos sociales actuales. Hablando de historia de México nos conecta a un sentimiento de nacionalidad e identificación. La historia para mi es función clave de lo que sucederá en el futuro. Además, nunca es tarde para conocer más, tener cultura y saber explicar el pasado.

Para mi aprender historia es conocer como fue cambiando las cosas hasta la actualidad, civilizaciones, comprender lo que ya paso, conocer nuestros orígenes sobre el cual vivimos, nos sirve para no cometer los errores que cometimos antes, visualizar e imaginar todos o la mayoría de los acontecimientos importantes que han pasado a lo largo de toda la historia del ser humano a través del mundo.

Es fundamental conocer e indagar en nuestras raíces, nuestro antepasado y el origen de nuestra cultura. Además de que despierta el interés, la investigación y de cierto modo evade la ignorancia. Y hace preocuparnos por los problemas sociales, políticos y económicos pues hasta el día de hoy nos afectan.

Desde mi punto de vista historia es una materia que se debería valorar y apreciar ya que creó que en algún momento fue demasiada importante y nos ayudó a avanzar y crecer como sociedad. Todos los personajes llevarán algo acabo lo cual nos impulsó a comenzar y terminar cada etapa. También nos ayuda a ver los errores provocó la sociedad a las personas con poder, pudiendo así evitar cometerlos nuevamente. La historia, es más que nada cultura, pues sería triste no tener identidad y perdernos en el ¿de dónde venimos? Una parte importante de valorar la historia, es valorar, los monumentos para así saber el por qué están allí.

Considero que es correcto lo que mencionan de “aprender del pasado para entender el presente y no cometer los mismos errores en el futuro” pero también creo que es importante porque siento que todos tenemos la obligación de conocer nuestra historia para saber de dónde venimos y que es lo que el ser humano ha hecho en todos estos años.

La historia la considero muy interesante ya que hay muchas cosas por aprender y conocer desde que el humano ha existido, hay muchos datos interesantes y creo que nos ayuda a ampliar nuestra cultura y conocimiento.

Comprender el porqué de nuestra situación actual.

Para saber porque el mundo es como lo conocemos en la actualidad.

Evolución de la tecnología.

Es importante para saber cómo somos, porque lo somos además de tener un pasado y como remediar los problemas.

Nos sirve para entender el porqué de nuestros días.

Porque nos hace conocer nuestro pasado y cultura

Orígenes

Conocer la historia de mi país para tener una identidad, quien soy y de dónde vengo, cuando comencé a estudiar historia me enamoré de mi país al entender porque ocurren muchas cosas, entender muchos términos y la razón de muchas cosas. Entender lo importante y emblemáticos de algunos personajes, lugares y edificaciones.

Escuchar un nombre o pasearme por el centro de la ciudad dejó de ser algo tan simple como lo era antes, los nombres de las calles tenían sentido y se volvían interesantes, por palacios y monumentos dejó de ser un paso sin importancia al saber lo que ahí había pasado y porque

Conocer a los personajes de trascendencia histórica de épocas pasadas y a muchos otros que no fueron tan conocidos, pero también fueron importantes e hicieron cosas que lograron cambios que me da esperanza en la actualidad y me ayude a creer que, aunque sean pocas personas las que quieren cambios y salir adelante, sobresalir, se pueden lograr grandes cosas.

Si no tuviéramos el conocimiento de nuestra historia seríamos un pueblo ignorante y fácil de manipular que no sabe nada de sí mismo y no podemos intentar conocer a nadie más si no nos conocemos a nosotros mismos.

La historia nos ayuda a conocer también nuestra cultura y al resto de nuestro país, pues a veces acá de nos olvida que México no es solo la ciudad, sino que hay muchísimas más personas y lugares que forman parte importantísima de éste.

Pero todo esto creo que es necesario y hermoso estudiar y saber nuestra historia. De Andrea Larisa Moreno Beltrán del grupo 404.

Esta riqueza de respuesta contrasta cuando les pregunté al segundo día de presentarme cuál era la dificultad de aprender historia y la gran mayoría se centraba en memorizar fechas y datos, es decir que estas respuestas sobre la importancia de aprender historia es lo que desearían y lo que vivieron fue la necesidad de aprender el dato y no la reflexión del proceso.

Si asumimos que es distinto el propósito de la Historia visto desde la perspectiva docente y la del adolescente de quince años.

Entonces, debemos asumir que todavía hay mucho que hacer para lograr compaginar esas visones tan diversas y para poder lograr una verdadera enseñanza reflexiva de la Historia.

-------
[1] Escuela Nacional Preparatoria, Universidad Nacional autónoma de México, Programas actualizados de cuarto año 2016, hoja 2.

Publicado en Artículo
Martes, 23 Octubre 2018 00:00

Prima Cátedra de Historia en Guatemala

 

* 

DISCURSO QUE PRONUNCIO EL FAMOSO HISTORIADOR ALEJANDRO MARURE,

AL INAUGURAR LAS CLASES DE HISTORIA UNIVERSAL EN LA ACADEMIA DE ESTUDIOS,

EL 16 DE OCTUBRE DE 1832

 

Conciudadanos:
El Jefe Supremo del Estado se ha servido poner bajo mi dirección la Clase de Historia cuya apertura tengo hoy el honor de verificar por la primera vez.
 
Un estudio tan interesante fue enteramente desconocido entre nosotros en la época triste de nuestra abyección y esclavitud. Debía serlo. No era posible que un Gobierno, cuyo poderío y dominación se apoyaban en nuestra imbecilidad diese protección a la enseñanza de la más útil de las ciencias. Mas este período funesto ha pasado ya, y sólo nos quedan de él, recuerdos desagradables. Hemos comenzado a existir y bajo la influencia de un gobierno eminentemente liberal, el genio de la civilización va establecerse entre nosotros.
 
Yo no me cansaré de bendecir la mano bienhechora que ha puesto los grandes fundamentos en nuestra verdadera felicidad; y ofrezco mi eterna gratitud al patriota ilustrado que, arrostrando inmensos obstáculos, ha abierto a la juventud centroamericana el templo de la sabiduría. Este grandioso y memorable acontecimiento hará su nombre inmortal, y formará en la historia de nuestra regeneración una época gloriosa.
 
Yo he tenido el honor de ser asociado a tan noble empresa; mas esta gloria no me deslumbra ni me oculta mi pequeñez. Conozco demasiado mi incapacidad; veo en toda su éxtensión las grandes dificultades que deben oponerse al establecimiento de una enseñanza enteramente nueva; sé cuánto se requiere y cuántas circunstancias deben reunirse en el individuo encargado de llevar tan arduo empeño; y no tengo la presunción de creer que en mí concurran tantas prendas.
 
Muy raro sería tenerlas a los veintiséis años de edad en un país que hasta ahora, no había existido sino para las preocupaciones.
 
Sin embargo, cuanto pueda esperarse de la aplicación, del más vivo deseo de servir a mis conciudadanos, y de un estudio pocas veces interrumpido en el transcurso de catorce años; yo lo ofrezco, yo prometo también perseverancia, y ceder este puesto de que no soy merecedor, a cualquiera de tantos dignos patriotas que pueden desempeñarlo con más provecho y menos embarazos que yo. Entretanto, la dulce satisfacción de prestar un servicio público me alentará en los trabajos que voy y emprender para la enseñanza de la Historia, cuyas ventajas paso a bosquejar.
 
El estudio de la historia es sin contradicción, el más importante de todos los que pueden ocupar la atención del hombre. Ningún otro ofrece tanta materia a nuestras reflexiones, tantos objetos a la meditación, tantas observaciones sabias. La historia descubre a nuestra vista todos los acontecimientos que han precedido a nuestra existencia, y haciéndola retrogradar a las edades primitivas une, por decirlo así, en la duración del tiempo la edad presente con los siglos más distantes: una cadena cuyo primer eslabón se pierde en la inmensidad del tiempo, llega hasta nosotros para enlazar los sucesos de nuestros días con las épocas más remotas de la sociedad y remontándonos la tradición a la infancia social de los pueblos, nos hace recorrer la serie infinita de revoluciones que han influido en la suerte de la especie humana y han cambiado tantas veces la faz del Universo. La historia, como lo han dicho muchos sabios, nos hace compatriotas de todos los héroes, ciudadanos de todos los pueblos, hombres de· todos los siglos: la historia, en fin, es una escuela universal, en donde la experiencia de todas las edades nos enseña a conocer a todos nuestros semejantes, a conocernos a nosotros mismos, a penetrar los secretos más profundos de la moral, todas las combinaciones de la política. Las opiniones, las costumbres, los diversos sistemas que han contribuido al engrandecimiento y decadencia de las naciones, allí se desenvuelven con toda su energía~ y los hombres públicos que han acelerado la civilización de los pueblos y los han elevado a su perfección o que les han participado el embrutecimiento· y la barbarie, se representan allí en su verdadero carácter con sus virtudes y sus crímenes.
 
Vemos a la especie humana sepultada, al principio, en la más profunda y lastimosa ignorancia., elevarse sucesivamente desde el estado más abyecto de la sociedad hasta el más alto punto de la ilustración, y defender, formar imperios poderosos, pueblos guerreros, repúblicas sabias: vemos después aniquilarse éstas, destruirse los pueblos, confundirse unos con otros, levantarse nuevos imperios sobre las ruinas de las naciones vencidas. Las causas que han producido estos grandes acontecimientos, el encadenamiento de circunstancias extraordinarias que han influido en estos trastornos, la rivalidad, los celos, la ambición de los gobiernos que han dado impulso a todas las revoluciones, todo esto se halla consignado en las páginas de la historia. Estudiándola, pues, observando en los anales del mundo, el genio, las costumbres, la religión de cada pueblo, la diferencia de sus instituciones respectivas, los errores o la sabiduría de su legislación; conoceremos cuáles deben ser las bases de un buen gobierno, cuáles los medios de establecerlos sólidamente, y cuáles son los escollos a que están siempre expuestos. La historia de las Ciencias no es menos útil e instructiva. Ella nos presenta la escala de los conocimientos humanos; las graduaciones sucesivas por que han pasado antes de elevarse a su perfección; los descubrimientos que han servido de base a sus diferentes sistemas; los métodos que se han empleado para acelerar sus adelantos, el genio que ha dado impulso a sus progresos; y observaremos que las ciencias que deben su origen a las necesidades del hombre, han sido muchas veces detenidas en su marcha por las pasiones exaltadas.
 
El interés del trono y del sacerdocio y una política cruel, se han levantado contra la razón naciente; han procurado exterminar las verdades que combatían sus usurpaciones y sus crímenes y ahogar entonces en sangre el genio que intentaba trastornar su dominación espantosa. La superstición, este monstruo que como dice un sabio, fija su apoyo en los cielos para conmover toda la tierra: este engaño de los pueblos que ha vuelto de la moral un caos y de la verdad pura y sencilla un ser fantástico y obscuro en medio del terror y de las prohibiciones, y propaganda los abusos más humillantes, consiguió el abatimiento de los hombres y el triunfo de sus errores. Pero al fin, la razón ha recobrado sus derechos, las ciencias se han perfeccionado, las luces se han difundido, y el género humano ha comenzado a instruirse en los verdaderos principios de la sabiduría. Las revoluciones que han precedido a esta época feliz, las persecuciones que han sufrido los sabios, los esfuerzos que han sido necesarios para combatir el error y establecer la verdad, el progreso rápido de la ciencia hacia su perfección después de los admirables descubrimientos de la imprenta, de la brú- jula y de la América; todo esto forma la más bella parte de la historia moderna. Leedla, pues, jóvenes estudiosos, y penetrados de reconocimiento, bendecid la memoria de esos genios bienhechores que se han sacrificado por vuestra felicidad.
Mas si la Historia nos sirve para conocer el verdadero estado y progresos de las ciencias, en sus distintas épocas, también nos sirve para conocer el origen de todos los errores, de todas las preocupaciones que han engañado .tanto tiempo, a los hombres y han fatigado tanto al entendimiento humano. Hallaremos en los tiempos primitivos y en las nación más remotas, la semilla de todos los absurdos que transformados de mil maneras diferentes han penetrado hasta nuestro siglo a través de todas las revoluciones. Veremos en las orillas del Ganges y en las del Antiguo Egipto, la cuna de la religión y el origen de esa multitud de sistemas que se han difundido por toda la tierra y han dividido a sus habitantes en mil sectas que se combaten las unas con las otras. El estudio de esta sección de la Historia ha servido a los filósofos modernos, para manifestar a los pueblos que es un mismo el fundamento de todos los cultos, y mostrarles, como con el dedo, la fuente de todos los absurdos religiosos.
 
La Historia también debe considerarse como el más bello código de moral. Es una pintura fiel de las costumbres y de las pasiones, el más vivo retrato del corazón humano.
 
La ambición, la perfidia, la mala fe, la hipocresía, todos los vicios y las virtudes opuestas a ellos, allí se presentan como son en sí, con sus verdaderos colores, con su propio carácter. La calumnia, la impostura que se complace en marchar con el oprobio y la ignominia, la reputación de los hombres grandes; y la amistad, el favor, la adulación que procuran disfrazar los vicios de los potentados y erigir en virtudes sus propios crímenes, ya no tienen ascendientes sobre la posterioridad: la historia corre el velo, los prestigios se desvanecen, las lisonjas, desaparecen y la verdad ocupa su lugar; entonces nada puede engañarnos, los hombres, los tiempos y las naciones se presentan ante nosotros, desnudos de todo disfraz; podemos juzgarlos sin temor, sin animosidad. Ya los conquistadores no nos deslumbran con el esplendor de sus victorias, el despotismo no nos hará temblar: conoceremos en medio de sus triunfos, al malvado que labra las ruinas de sus pueblos, y entre las cadenas, en la miseria y en medio de las persecuciones, al justo, al sabio que trabaja por la prosperidad de sus semejantes: “Ante el Tribunal de la Historia, dice el Conde de Segur, los conquistadores descienden de sus carros triunfales, los tiranos no espantan con sus satélites, los príncipes se presentan sin comitiva y despojados de la falsa grandeza que les presta la lisonja. Detestaréis sin peligro la ferocidad de Nerón, las crueldades de Sila; las prostituciones de Heliogábalo, la hipocresía de Tiberio; si habéis visto a Dionisio terrible en Siracusa, le veis también humillado en Corinto>. Los pueblos heroicos, los hombres ilustres, excitarán nuestra admiración, pero no dominarán en nuestro juicio; sabremos distinguir sus talentos, y sus virtudes de sus defectos y sus errores; y procuraremos imitar las primeras, huír y evitar las segundas. La memoria de las grandes acciones hará nacer un deseo ardiente de imitarlas, y al contemplar las hazañas de los héroes, la noble emulación, el amor de la gloria, el entusiasmo de la virtud, excitarán en nuestro corazón todos los sentimientos grandes, todas las sensaciones fuertes. Pero la pintura del ocio nos llenará de horror, la tiranía, la esclavitud, la baja intriga, pondrán a nuestra vista la triste imagen de la degradación y todos los refinamientos del crimen y de la más detestable corrupción.
 
Tal es el cuadro que nos presenta la Historia, la serie de las grandes revoluciones, la serie de los grandes hombres, la serie de los Imperios y las Repúblicas, el mundo entero ofrece a nuestra contemplación una escena inmensa de mil personajes diferentes. Los grandes filósofos, los grandes políticos, los sabios de todos los siglos nos dan allí las más sublimes lecciones, los ejemplos más instructivos: allí también el genio militar nos descubre sus más profundos secretos, y nos hace ver en los grandes generales las prendas que deben caracterizar al guerrero: la prudencia que sabe emprender, la previsión que penetra los designios del enemigo, la astucia que los previene, la vigilancia y precaución contra las sorpresas, el valor que ejecuta, la habilidad que sabe preparar los desórdenes, la elocuencia que sabe animar, la actividad que se sobrepone a los más grandes obstáculos y la firmeza del alma superior a los más grandes peligros. Al leer la descripción de una batalla la imaginación inflamada nos transporta al lugar de la escena, entramos al Consejo de los Grandes Capitanes, participamos de todas sus deliberaciones, describimos todos sus planes  en una palabra, aprendemos el arte de la guerra bajo los auspicios del genio. Hasta aquí, he procurado manifestar que la lectura de la historia es igualmente útil para las armas y para las letras. Esta verdad se hará más sensible si traemos a la memoria que los hombres más grandes de .todos los tiempos, han hecho un estudio particular de esta ciencia. Los legisladores de la Grecia, estudiaron los anales de las Naciones de Oriente y consultaron a sus gimnosofistas antes de dar leyes a su Patria. Los generales más acreditados de Roma, aprendieron en los historiadores griegos el arte de vencer. La lectura de la historia, dice Plutarco, sirvió a Catón el Censor para forzar el estrecho en Termópilas, donde se había atrincherado Antíoco el Grande, como en otro tiempo Leonidas. Antes de mandar un ejército -dice Condillac-, Scipión y Lúculo, aprendieron en la lectura de Xenofonte a ser grandes Capitanes. La vida de Alejandro sirvió de modelo a Julio César y la de éste, a muchos Mariscales célebres de Europa.
 
El estudio de la historia ha servido también a muchos sabios para componer sus obras inmortales. Montesquieu, Voltaire, Condorcet y otros escritores eminentes, han ilustrado a los pueblos y destruido las preocupaciones de su siglo por medio de la historia y la filosofía. Aún podría acumular sobre esta materia innumerables ejemplos; pero después de lo que han dicho Cicerón, Bossuet, Rousseau, Mabil y tantos otros ¿qué podría yo añadir? Contento, pues, con haber presentado bajo un punto de vista lo que sobre este interesante asunto han escrito algunos sabios, voy a concluir refiriendo sus pensamientos más notables. Cicerón considera la historia como el testigo de los tiempos y el mensajero de la antigüedad y al que la ignora, como a un niño que apenas extiende sus ideas al círculo de sí mismo; Bossuet decía hablando al Delfín de Francia: “Sería vergonzoso, ya no digo para un príncipe, sino en general para .todo hombre, ignorar lo que ha sido el género humano y las mutaciones memorables que la serie del tiempo ha causado en el mundo”. El Canciller Agraseau desterrado y cultivando las letras en el retiro exclamaba muchas veces: “Feliz el que para adquirir la verdadera sabiduría tiene valor de salir de los límites del siglo, de vivir con los muertos, de penetrar en las tinieblas de la antigüedad, de beber en las fuentes de la historia, de saciarse plenamente con la lectura de los antiguos monumentos que verdaderamente pueden llamarse los Anales del Mundo y los Fastos de la Virtud: estudio tan útil como honroso nos da al mismo tiempo maestros y modelos”. Para conocer a los hombres, dice Rousseau en su inmortal Emilio, es necesario verlos obrar. En el mundo se les oye hablar, muestran sus discursos y ocultan sus acciones; mas en la historia éstas quedan al descubierto y se les juzga por los hechos. Sus palabras mismas nos ayudan a apreciarlos. Comparando lo que son con lo que dicen, se ve a la vez lo que hacen y lo que quieren, mientras más se disfrazan mejor se les conoce. Condillac, después de haber establecido en general las reglas que deben guiarnos en el estudio de la historia, concluye así su hermoso discurso sobre esta materia: “La suerte de los estados pende de principios fijos, ciertos e inmutables. Descubrid estos principios y entonces, yo os lo repito: la política ya no tendrá más secretos para vosotros. Llenos de la experiencia de todos los siglos, sabréis la ruta por donde los hombres deben caminar a la felicidad, sin ser jamás engañados por pequeñas fruslerías, astucias y sutilezas despreciables que se querrá hacer respetar; aprenderéis a no confundir los verdaderos bienes con los que sólo tienen apariencia. Distinguiréis los remedios verdaderos de los paliativos engañosos. Os pareceréis al piloto que navega sin temor y ser peligros, porque conoce todos los escollos y todos los puertos del mar que surca y observa su ruta en un cielo sereno, instruido por las señales que anuncian la calma y la tempestad”.
Ultimamente el Conde de las Casas parece que compila todas estas sentencias célebres cuando dice en último Atlas: “La historia es la más útil de las ciencias: su estudio nos ofrece la experiencia de lo pasado y nos suministra datos para presagiar lo venidero: es el libro universal en que cada uno haciendo uso de su discernimiento, puede con seguridad, encontrar la lección que le concierne; ella ilustra al militar y al comerciante aplicado; prepara al hombre de Estado, y manifiesta al filósofo los progresos interesantes y vaciados del espíritu humano; en una palabra, vigoriza el juicio y ameniza el trato de todos los individuos de la sociedad”.
He aquí una pintura imperfecta de lo que han escrito sobre esta materia plumas muy acreditadas. Yo he limitado mis reflexiones a algunos puntos generales, procurando hacer ver las infinitas ventajas y utilidades que resultan del estudio de la historia y que meditándola, se han formado los hombres más ilustres en todo género, los estadistas más sabios, los filósofos más profundos, los literatos más célebres, los más insignes guerreros: que la moral y la política fundan en ella sus más sabios principios y sobre todo, que la historia es la más importante de las ciencias así por la naturaleza de los objetos que abraza, como porque reúne a la experiencia venerable de los siglos, lecciones sublimes del genio. Jamás sabrán inculcarse suficientemente estas verdades; jamás podrán estudiarse demasiado los Anales de esas Naciones que ya no existen y que nos han precedido en las sendas de la gloria y del infortunio. Su ejemplo nos servirá de guía en el sendero difícil de la inmortalidad y sus propios desastres, nos enseñarán a evitar los precipicios en que a cada momento puede hundirse nuestra felicidad. Pero es preciso estudiar la historia con mucha crítica y reflexión, es preciso no dejarnos alucinar. Los fastos de todas las naciones están sobrecargados de milagros y de hechos portentosos con que se ha procurado hacer venerables a la posterioridad, las ficciones más extravagantes. El origen de todos los pueblos está oculto en las sombras de la fábula y la quimera. Algunos descienden por línea recta de los mismos dioses, otros han celebrado alianzas y vivido en íntimo contacto con ellos, muchos han sido gobernados por la Divinidad en todo el curso de sus revoluciones, y sus legisladores han recibido de manos del mismo Dios todas las leyes que deberán regirlos. También los dioses han toma.do parte en las guerras y disfrutado de las delicias de~ amor en el seno de las hijas de los hombres. Son innumerables las ficciones de esta especie que se hallan consignadas en los anales sagrados de todas las naciones. Pero lejos de dejarnos engañar por las apariencias misteriosas y servir de velo al artificio, procuremos descubrir los designios que oculta, penetremos en las miras y combinaciones del legislador para no tomar por santo y milagroso, lo que solamente Iba sido un recurso que han empleado los hombres hábiles para gobernar a sus semejantes y dominarlos a su arbitrio. Es preciso, igualmente, prevenirnos contra los prejuicios e interpretaciones con que algunos autores respetables han querido hacer creer lo mismo que ellos no creen o que si han creído, no han sido guiados en su creencia por sus luces, sino por respetos a la opinión establecida, o por la influencia de tal. Preocupaciones sancionadas por el tipo y tan dificultantes de desarraigar del corazón del hombre. No nos dejemos tampoco deslumbrar por las hazañas brillantes de algunos personajes que celebra la historia: distingamos la verdadera gloria de la falsa. Veneremos con el más profundo respeto las cenizas de esos hombres virtuosos que se han sacrificado por su patria, que la han ilustrado con sus talentos, la han honrado con sus virtudes y la han .defendido con su valor y su constancia, y detestemos la memoria de esos tiranos ambiciosos, desgraciadamente célebres o que, dotados de grandes cualidades, se han servido de ellas para causar grandes males y levantar los trofeos de su falsa gloria, sobre las ruinas de la humanidad destruida.
 
Guiados pues, por la antorcha de una crítica sana e ilustrada, caminemos constantemente por la línea que nos conduce al conocimiento de la verdad: no nos dejemos extraviar por las rutas tenebrosas del error: bebamos en las fuentes puras de la historia: aprendamos todo lo que es verdaderamente útil y desechemos los delirios extravagantes de una imaginación supersticiosa: imitemos las grandes virtudes y execremos las pasiones viles, los vicios abominables. Tales son los sentimientos que debe engendrar en nuestro corazón el estudio de la historia. . Ojalá haya yo acertado a presentar con algunos de sus atractivos las interesantes verdades que tanto han recomendado los filósofos más distinguidos de la culta Europa.· Ojalá que penetrados de ellas los jóvenes centroamericanos a quienes sus talentos destinan para ser algún día los legisladores de su patria, sepan, instruidos por la experiencia de las edades pa8adas, que sin hacer ensayos peligrosos sobre las generaciones presentes y considerando las ventajas de que nos dan idea los gobiernos antiguos con las verdades descubiertas por la política moderna, se pueden establecer ·leyes sabias que alejen de nosotros las desgracias que han conducido a su ruina a tantos pueblos célebres.
 

Guatemala, Octubre 16 de 1832

 

Alejandro Marure

 

Tomado de Anales de la Sociedad de Geografía e Historia T. l, No. 3, pp. 226-232, (enero de 1925).

 
 
Citado por:
Cazali Avila, Augusto. ALEJANDRO MARURE Y LA PRIMERA CÁTEDRA DE HISTORIA. PENSAMIENTO Y OBRA. Instituto de Investigaciones Históricas, Antropológicas y Arqueológicas.
Puede consultar la obra en: http://iihaa.usac.edu.gt/archivohemerografico/wp-content/uploads/2017/09/05_estudios_1972_cazali.pdf
Imagen de portada tomada de: http://musacenlinea.org/museo/wp-content/uploads/2016/02/Alejandro-Marure-237x300.jpg
Publicado en Transcripción

 

Les presentamos el artículo del Dr. Edgar S. Gutiérrez Mendoza, que nos presenta un trabajo de investigación sobre los textos escolares de enseñanza de la Geografía en Guatemala.

Le agradecemos al Dr. Mendoza por dejarnos publicar su trabajo.

 

Puede descargar el pdf donde dice: Descargar archivos adjuntos abajo de la zona de comentarios de Facebook.

Publicado en Artículo

Borrar la memoria y la historia:

el caso de la Fundación de la República de Guatemala

 

En Guatemala no se conmemora la Fundación de la República de Guatemala, hecho acaecido el 21 de marzo de 1847. De igual manera, la mayoría de guatemaltecos ignora que el primer presidente de la República de Guatemala fue Rafael Carrera.

 

Antecedentes

El 22 de noviembre de 1824 quedó constituida la República Federal de Centroamérica. Esta estaba formada por Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Honduras y Nicaragua. Juntas formaban un estado federado, con un presidente y un congreso federal, mientras que cada una conservaba un estado con su propio jefe o presidente de Estado. El último presidente federal fue el hondureño Francisco Morazán, en tiempos en que el Jefe del Estado de Guatemala era Mariano Gálvez. El intento por mantener unidad a Centroamérica en un estado federal no fructificó, pues no duró ni siquiera dos décadas. Como bien lo apunta Regina Wagner, “El fin de la Federación empezó cuando cayó el gobierno liberal del doctor Mariano Gálvez el 1º. De febrero de 1838” (WAGNER, 2009, p.10).

 

Luego de la caída de Mariano Gálvez, se produjo un efecto dominó con la separación progresiva de cada uno de los estados federados:

Nicaragua se separó el 30 de abril de 1838, Honduras lo hizo el 28 de octubre de 1838 y Costa Rica, el 14 de noviembre del mismo año. El 1 de febrero de 1839 la Federación Centroamericana quedó disuelta oficialmente. El Salvador no aprobó la separación sino hasta 1841. Literalmente el único Estado sobreviviente de la federación era Guatemala.

 

Cuando Rafael Carrera asumió la presidencia del estado de Guatemala, en 1844 existían las condiciones para crear la República de Guatemala, ya que, ante la disolución de la República Federal, y ante las pocas probabilidades de revivirla, no había más opción que establecer dicha república. Igualmente había presiones externas para tal fundación. Tanto el cónsul general de la Gran Bretaña en Centroamérica, Frederick Chatfield, como Rudolph Klee,  cónsul general para Centroamérica de las Ciudades hanséaticas de Bremen y Hamburgo, y los reinos de Hannover y Prusia,  presionaron para que Guatemala se constituyera como Estado independiente.

 

La Fundación de la República de Guatemala

El 21 de marzo de 1847, el entonces Presidente del Estado de Guatemala, Rafael Carrera, firmó el decreto Número 15, con el que se fundó la República de Guatemala. Un hecho tan relevante en la vida política de un país debería al menos ser recordado. En nuestro país, y a partir del arribo de los gobiernos liberales en 1871, y cuyo poder se extendió hasta 1944, ocurrió todo lo contrario. Los gobiernos liberales y sus intelectuales diseñaron una estrategia para borrar de la memoria aquel hecho ocurrido el 21 de marzo de 1847. Y al parecer la estrategia funcionó perfectamente.

 

En su proyecto de nación, los liberales consideraban que eran ellos los llamados a llevar a Guatemala a la modernidad, al mundo civilizado.  En su proyecto modernizante ocupaba un lugar determinante romper con el modelo que los precedió, es decir con el llamado “Régimen Conservador” (1838 a 1871). Ideólogos liberales como el Doctor Lorenzo Montúfar platearon esa dicotomía conservador-liberal, en la que ser conservador era ser retrógrado, atrasado, mientras que ser liberal era ser moderno, civilizado. A propósito Víctor Hugo Acuña en su trabajo “La historiografía liberal centroamericana: la obra de Lorenzo Montúfar (1823-1898)” señala lo siguiente:

 

Desde la Independencia, –dice Montúfar– los dos partidos políticos en que ha estado dividido el país, han tenido diferentes denominaciones. Un partido se llamaba servil o moderado, y otro liberal o fiebre. Los serviles no han insistido en Centro-América, como en otros países en que se les llame moderados. Probablemente, ellos comprenden que la historia de Centro-América es un argumento terrible contra tal moderación. Quieren que se les llame conservadores. No en todos los periodos de nuestra historia han podido tener esa denominación. Pudo llamárseles conservadores cuando querían conservar el régimen español y el imperio mexicano; pero no podían llamarse conservadores sino retrógrados y reaccionarios cuando querían destruir la nación y las leyes liberales. Desde el 13 de abril de 1839, los serviles pudieron volverse a llamar conservadores porque se proponían conservar el solio ensangrentado de Rafael Carrera. (Lorenzo Montúfar, citado por Acuña, 2006).

 

Fueron los liberales los encargados de crear el imaginario de nación más exitoso que ha habido en Guatemala. Parte de su éxito fue borrar de la memoria y de la historia al período que consideraban como edad oscura de Guatemala. Si los liberales eran los paladines de la modernidad, era porque habían derrotado al lastre conservador. Y su victoria no fue solo con las armas. La toma de la ciudad de Guatemala, y del poder político aquel 30 de junio de 1871, cuando derrotaron al último gobierno conservador, el de Vicente Cerna, vino acompañada de los esfuerzos por desterrar para siempre al período que ellos mismos bautizaron como Dictadura Conservadora.

 

“El discurso historiográfico desarrollado a partir de 1871 estuvo  vinculado a la construcción del Estado nacional, por lo que la historia y su utilización política pasaron a ocupar un lugar privilegiado.” (Valladares, 1994:105)

 

En ese orden de ideas, los autodenominados liberales, decidieron que en su proyecto de nación tendría más sentido la conmemoración de hechos como la Independencia de Centroamérica del 15 de septiembre de 1821, que el de la Fundación de la República de Guatemala. Estas ideas se trasladaron a la historiografía y a los libros de texto de la época, como el del ya citado Lorenzo Montúfar, “Reseña Histórica de Centro América (1878) o el “Curso de historia de la América Central, desde tiempos primitivos hasta 1914 (José Antonio Villacorta, 1915).  

 

Con el advenimiento del Centenario de la Independencia de Centroamérica, celebrado el 15 de septiembre de 1921, los gobiernos liberales y sus intelectuales le pusieron la guinda al pastel de la conmemoración de este hecho, y a la vez del destierro de la fecha del 21 de marzo de 1847. Ni los gobiernos, ni los docentes, ni los escolares supieron más de la Fundación de la República de Guatemala, ni de su primer presidente, Rafael Carrera. En su lugar se vino, como hasta la fecha, todas esas manifestaciones “cívicas” en torno a la conmemoración de la independencia, como los desfiles escolares, los altares cívicos, y un poco más adelante las antorchas.

 

Igual suerte corrió la figura de Rafael Carrera, borrada de la historia oficial. En todo el país solo un paso a desnivel, en la ciudad capital,  se inauguró con su nombre. En el imaginario sobre Rafael Carrera mucha gente se limita a repetir que era analfabeta y un ignorante  que no podía ni escribir su nombre. En su lugar los gobiernos liberales de la primera mitad del siglo XX  elevaron a Justo Rufino Barrios a la categoría de “El Reformador de Guatemala”. En su nombre de erigieron estatuas, bustos y demás. Escuelas públicas, colegios, colonias y calzadas fueron bautizadas igualmente con su nombre. Su rostro se estampó en el billete de cinco Quetzales.  No hay un personaje laico que haya sido más reproducido en esculturas que él.

 

Por supuesto que en este artículo no pretendemos hacer una apología sobre la figura de Rafael Carrera. Sin embargo sí es importante que, como docentes, podamos explicar cómo es que la historia puede contribuir a exaltar a determinado personaje, y también a desprestigiar e incluso anular lo actuado por ciertos personajes. La historia puede ser utilizada para manipular. Justamente una evidencia palpable de ello es que hoy, tanto la Fundación de la República de Guatemala, como su primer presidente, Rafael Carrera, han sido borrados de la historia y de la memoria.

 

 

 imagenes cortesía del Museo Nacional de Historia tomadas de Wikipedia.

Bibliografía:

Acuña, Víctor Hugo. La historiografía liberal centroamericana: la obra de Lorenzo Montúfar (1823-1898). Medellín. Revista Historia y Sociedad No.12. 2006

Valladares, Mayra. La enseñanza de la historia y la formación cívica en el sistema educativo formal en Guatemala (1871-1944). Guatemala. Instituto de Investigaciones Históricas, Antropológicas y Arqueológicas, Escuela de Historia, USAC. Revista Estudios No. 22 1994.

Wagner, Regina. La Independencia y la Fundación de la República de Guatemala en 1847. Revista Momento, Asociación de Investigación y Estudios Sociales. Año 24. No. 5. 2009.

Publicado en Artículo

Presentación sobre como abordar los hechos como Historia y no como hechos del pasado.

 

Publicado en Material didáctico

DESARROLLO HISTÓRICO DEL PUEBLO DE INDIOS DE SAN GASPAR VIVAR EN TORNO A LA CAPILLA DE LA SANTA FAZ, EN LA NUEVA GUATEMALA DE LA ASUNCIÓN.

 

Trabajo presentado en el VI ENCUENTRO NACIONAL DE HISTORIADORES.

noviembre de 2007. 

 

 

 Documento de la Capilla de la Santa Faz en el Actual Don Bosco, zona 1, cuidad de Guatemala.

Vestigios del Acueducto de Pinula en el Barrio San Gaspar.

Publicado en Artículo